¿Quién construyó Machu Picchu?

21 de julio de 2012

Machu Picchu
   Las ruinas de la ciudad se encuen­tran encaramadas en lo alto de una montaña de la cadena andina, a 3.100 metros de altitud. Tres mil pel­daños conforman las numerosas es­calinatas que unen entre sí los dife­rentes planos en que está construida la ciudad, cuyas ruinas, suspendidas sobre el abismo, sorprenden al visi­tante por su monumental pintores­quismo y por la perfecta ejecución del conjunto, que el paso de los si­glos apenas ha deteriorado si no es para añadirle un carácter más irreal y misterioso.

   Las ruinas constituyen un valioso documento arquitectónico de la pri­mitiva cultura inca. En apenas una extensión de 400x200 metros, se observa una división en varios barrios: el de las dependencias del je­fe inca, el destinado a las funciones religiosas, el de los artesanos, el de los intelectuales y el del pueblo. Pero fundamentalmente la ciudad se ha­lla dividida en baja y alta, en que co­rrespondientemente vivían las cla­ses pobres y las ricas. Las terrazas cultivables rodean a Machu Picchu, situadas al borde de precipicios. Los palacios, el templo y su escali­nata, el torreón, el observatorio, puentes, pórticos, la casa del vigía y las numerosas casas particulares se adivinan, desde sus propias rui­nas, formando un conjunto armóni­co en el que cada elemento tiene su finalidad práctica. Es una ciudad muerta y bella, de un estilo recio y sobrio.

   Las ruinas fueron descubiertas en 1911 por el arqueólogo norteameri­cano Hiram Bingham. Los indios conocían la existencia de Machu Picchu, pero guardaron el secreto durante siglos, hasta que un mes­tizo lo desveló al guiar a Bingham a la misteriosa ciudad. ¿Cuál era la razón de tal secreto? Se desconoce. Como se desconocen muchas otras cosas de Machu Picchu: la ciudad parece haber sido abandonada en un momento dado por sus habitan­tes y, sin embargo, no hay señal al­guna de cataclismo natural que lo justificara. No se sabe, pues, por qué sus moradores la dejaron, del mis­mo modo que no se sabe qué razón les llevó a construirla allá arriba, ni quién la construyó tan perfectamen­te. Su fundación se atribuye a Manco Capac, creador del Imperio Inca, hijo del dios Sol; pero el dato es uno más en una historia hecha casi toda de leyenda, como es la del Imperio Inca.

 
 
 

El alcohol ¿es bueno o malo para la salud?

El alcohol ¿es bueno o malo para la salud?
Un balance entre los beneficios y daños de las bebidas alcohólicas

Seguidores

sitemeter

Índice

¿Sabías que..?


LA ENERGÍA DEL SOL
El Sol libera mas energía en un segundo que toda la energía consumida por la humanidad desde el inicio de la historia.

--------------

DOS PIES IZQUIERDOS
Aunque parezca increíble, antes del 1800, los zapatos para el pie izquierdo y derecho eran iguales, lo cual debía ser bastante incómodo.